0
3 min

Consejos para luchar contra el calentamiento de tu móvil

Hace calor ahí fuera y tu móvil se resiente. Te mostramos algunos consejos para que puedas paliar el recalentamiento y preservar la vida útil de tu dispositivo.

¿Cuántos grados aguanta un teléfono móvil?
¿Qué hacer si se calienta demasiado mi móvil?

Cuando estés por casa y una gota de sudor del cogote recorre con determinación tu espalda hasta llegar allí donde pierde su sacrosanto nombre, es síntoma inequívoco de que hace calor. Y cuando hace calor, los informativos se llenan de consejos para paliarlo. 

Beber miles de litros al día, evitar el ejercicio en las horas centrales del día, tomar frutas y alimentos que contengan bastante agua, usar crema para el sol  y todas esas recomendaciones que, a fuerza de ser repetidas año tras año, acaban por formar parte de las cosas que le dirás a tus hijos cuando crezcan. Tómate ese zumo de naranja que se le van las vitaminas. 

Pues bien, con tu teléfono móvil ocurre lo mismo. Determinados móviles se calientan mucho. Las temperaturas altas son enemigas acérrimas de su correcto funcionamiento. Y seguro que has experimentado en tus propias carnes eso de coger el teléfono sobre la arena en la playa y pensar que se puede freír un huevo sobre la pantalla. 

¿Cuántos grados aguanta un teléfono móvil?

Partimos de la base que los ingenieros se devanan los sesos año tras año para lograr una configuración del teléfono lo más resistente posible. Por diseño, la mayoría de componentes que forman parte del dispositivo aguanta la friolera (o la no-friolera, que estamos hablando de calor) de 100 grados sin irse al garete. 

El problema esencial viene de la mano de la batería, ya que es la parte más sensible al calor de cualquier teléfono, y que por regla general no puede superar la barrera de los 60 grados sin dejar de funcionar. 

Lo ideal es que el dispositivo permanezca dentro del rango de los 20-25 grados para funcionar en óptimo estado. A partir de los 45 Cº, todos los que están dotados con Android bloquean ciertas funcionalidades. Seguro que alguna vez te ha salido la pantallita de “el dispositivo está muy caliente” o avisos similares. Y, salvo que el “dispositivo” sea como tienes grabado en el listín telefónico a tu crush, que está haciendo hasta señales de humo para que os veais esta tarde para una cosa, no van a ser buenas noticias. 

Ojo, que no es solo el calor el que mata a tu dispositivo móvil. El frío extremo tampoco es buen compañero de aventuras. Técnicamente, los teléfonos se ven en problemas graves cuando la temperatura ambiental es de -40Cº. Pero a efectos prácticos, a partir de -4Cº la cosa se puede poner muy fea. 

Controla la temperatura de tu móvil

¿Qué hacer si se calienta demasiado mi móvil?

Toca luchar por mantener tu móvil en las mejores condiciones posibles, que ya bastante tenemos con la obsolescencia programada y que un día, sin más explicación, se apague para siempre. Y desde Ysi consejos traemos para que tu relación con los móviles (y sus tarifas) sea siempre de lo más satisfactoria. 

A la hora de mantener fresquito tu teléfono, estas con las cosas a tener en cuenta: 


  • App que no uses, app cerrada. Vale, es muy cómodo tener mil aplicaciones abiertas. Pero siempre exige un sobreesfuerzo del teléfono que se ve traducido en más calentamiento. Cuantas menos aplicaciones abiertas, mejor. 

  • Huye del sol directo. No, los móviles no necesitan hacer la fotosíntesis. Y si les da el sol de lleno y no hay sombra por ningún lado, es mejor no llevarlo. O tenerlo siempre a buen recaudo. 

  • Sácale la funda: Si ves que la temperatura ambiental es un infierno, un modo de refrescarlo es quitarle la funda protectora. Siempre respirará algo mejor. 

  • Pon el foco en la batería: Es el elemento que más sufre con el sobrecalentamiento. Y hasta que no lleguen las baterías del futuro, así seguirá siendo. Las baterías tienen una vida efectiva de 300 a 500 ciclos de carga. A partir de ahí, conviene no quitarle ojo y reemplazarla en el caso de que sea necesario. 

  • Cuidado al cargarlo: Es el momento en el que más se recalienta. Si además de cargarlo lo estás utilizando, sufrirá doblemente. 

  • Saca la bayeta: Cuando el polvo se junta en las zonas designadas para ventilación, entorpece el proceso y puede fomentar considerablemente el deterioro del dispositivo. 

Si notas que el dispositivo está muy caliente o empieza a dar errores en su funcionamiento apágalo, quítale la funda y la batería y déjalo en algún lugar lo más fresco posible. Eso sí, olvídate de neveras porque los cambios bruscos de temperatura, como seguro que ya has imaginado, no le sientan pero que nada bien. 

Ya lo ves. Sentido común + consejos de Ysi= móvil en perfecto estado mucho más tiempo. Nunca falla.


Menú