0
5 min

Será tendencia este 2018

Este 2018 puede ser un año donde se asienten grandes avances tecnológicos. Vamos a darles un repaso.

Blockchain
Inteligencia artificial
Internet de las cosas
Edge Computing
Big Data Analytics
Realidad aumentada
Los vehículos autónomos
Robótica en medicina

Bueno, ya estamos más cerca del futuro que ayer. La rueda sigue girando, y todavía los coches no vuelan, pero hay una serie de tecnologías que llegan para quedarse y que van a tener su impulso definitivo en este año que acabamos de estrenar. Para este paseo plagado de cosas que hace unos años eran inimaginables y ahora son una realidad tangible, nos basamos en el informe realizado por Digitales, la agrupación de empresas tecnológicas españolas, que ha elaborado un documento mediante el cual muestran aquellas tendencias en las que conviene centrar el foco. Ponte el casco de realidad virtual que despegamos en nuestra nave nodriza interplanetaria:

Blockchain

Está en boca de todos. Impepinablemente nos viene a la cabeza el concepto de bitcoin, pero esto abarca muchísimo más aún. La cadena de bloques está suponiendo una revolución sin parangón en el mundo de la economía. El blockchain sirve para descentralizar las transacciones, permitiendo realizarlas de forma segura sin necesidad de que exista un intermediario (como son los bancos). Se trata de una base de datos cifrada y segura que consigue que el control del proceso pase a estar en manos del usuario y no de los bancos. Esta capacidad permite abrir un mundo nuevo, alejado de los oxidados mecanismos pleistocénicos habituales en las transacciones mediante un banco, y puede constituirse como la principal base para el comercio electrónico y los negocios digitales.

Inteligencia artificial

Su despegue definitivo está previsto para este año. Es un campo en el que se está avanzando muchísimo a día de hoy, con un presupuesto en este campo que se triplicará de cara a 2020, llegando a los 20 billones de dólares. La generación del lenguaje natural (crear texto a partir de datos obtenidos), el reconocimiento de voz, los agentes virtuales capaz de interactuar con los humanos, las plataformas machine learning donde los ordenadores van aprendiendo cosas nuevas de forma progresiva, la toma de decisiones hasta ahora vetada para las computadoras, el uso de datos biométricos de las personas para su mejor interacción con máquinas, o la automatización de tareas estrictamente humanas tendrán un gran impulso a lo largo de este año. Skynet y Terminator parecen cada vez más cercanos.

Internet de las cosas

Ya os comentamos sus bondades en esta tendencia (de la que os podéis empapar convenientemente). En el momento en el que llegue el 5G a nuestras vidas y se mejore sustancialmente la conexión a internet, el salto cuantitativo será espectacular. Absolutamente todos los electrodomésticos que nos rodean en nuestro día a día estarán conectados a Internet para ejecutar sus funciones, ser reparados de forma telemática o directamente programados para que realicen sus labores a horas determinadas. Pero ahí fuera, más allá de tu ventana, también tendrá múltiples aplicaciones. Se estima que para 2020 entre 22.000 y 50.000 millones de dispositivos estarán conectados a la red. Que tu cepillo de dientes detecte una caries y te pida cita inmediatamente con el dentista está a la vuelta de la esquina.

Edge Computing

Para que este Internet de las cosas sea plenamente funcional y operativo, además de la tecnología 5G, es necesaria la evolución de este edge computing. Hasta ahora, estos dispositivos recopilan información pero no hacen nada con ella, la envían a la nube y queda allí almacenada. Ahora se pretende que sean los propios nodos de red los que analicen esta información, permitiendo que los datos del Internet de las cosas se procesen más cerca de donde se crearon, procesándolos de forma directa y librando de congestión a la nube, algo esencial para que todo fluya con normalidad y no se generen desagradables atascos de información. Una solución para los problemas de capacidad y latencia.

Big Data Analytics

Estamos inmersos en la era del Big Data. Un buen ejemplo de ello es que el 90% de los datos existentes en el mundo han sido creados en los dos últimos años. Gestionar mediante analítica este flujo incesante y abrumador de datos para establecer patrones de comportamiento se convierte en una necesidad para empresas, pero también para gobiernos y otros estamentos públicos. Y es que dos trillones y medio de bytes de información se generan cada día a nivel planetario. Mejor tener un instrumento que sea capaz de ordenar un poco este inabarcable cuarto de los niños.

Realidad aumentada

Se trata de la tecnología de las presentes que más ha avanzado en los últimos años. Conviene diferenciarla de la realidad virtual, en la que nos sumimos por completo en un mundo auténticamente virtual, sin ver nada de lo que hay en el exterior. En la aumentada se complementa la realidad con objetos digitales. Y ojo, que también existe la llamada Realidad Mixta, una mezcla entre ambas en un solo dispositivo. ¿Recordáis la auténtica revolución que supuso Pokèmon Go? Pues fue la piedra de toque para que la realidad aumentada llegue a nuestras vidas. Colocar de forma virtual en tu salón un nuevo sofá y ver como queda, el espaldarazo definitivo dentro de los videojuegos o que aparezca publicidad en tus gafas de realidad aumentada mientras lees una revista digital son solo algunas de las ventanas que comienzan a abrirse.

Los vehículos autónomos

Las probaturas con los primeros taxis autónomos ya están siendo una realidad en muchos rincones del mundo. Singapur, Dubai, o en Las Vegas, dentro de la última edición del CES, donde incluso se ha podido ver un prototipo de dron que hace las veces de taxi. Increíble. Una tecnología muy pulida que ya posee a día de hoy los estándares necesarios en seguridad como para convertirse en una realidad en todos los rincones del planeta.

Robótica en medicina

Si bien ya se usa desde hace algunos años, esta tecnología prevé su espaldarazo definitivo de cara a este 2018. El objetivo es mejorar los procedimientos quirúrgicos para que sean mínimamente invasivos, con la consiguiente optimización para el paciente. Se logra mediante dispositivos como el robot Da Vinci, disponible en el hospital Quirón de Barcelona, y considerado el más avanzado del mundo en la actualidad.

Como podéis observar, tenemos frente a nuestros ojos un año que se antoja fascinante. Y que os seguiremos contando en nuestras tendencias, rebosantes de la más rabiosa actualidad, por supuesto.

Menú