Vodafone

Las claves sobre la permanencia en tu servicio de teléfono fijo

La permanencia acecha también en lo relativo a los servicios de telefonía fija. Sí, ese cachivache desde el que recibías y hacías llamadas desde casa. Te quiere sonar, ¿verdad?

¿Nos piden permanencia para el teléfono fijo?¿Cómo funciona la portabilidad fija?Cambiar de localización manteniendo el número de tu fijo

El teléfono fijo. Un cacharro al que no hace demasiado tiempo le dedicábamos una barbaridad de tiempo. Llamar y recibir llamadas se convertía en uno de los puntos capitales a la hora de pasar el rato. Después apareció su hermano pequeño, el teléfono móvil, que sin duda salió algo más listo e infinitamente más preparado para lo que estaba por venir. Y supuso una verdadera revolución tecnológica. Hasta tal punto de que probablemente puedas estar leyendo esto desde tu teléfono móvil.

El fijo no tenía tanta capacidad de asombrar al mundo, pero oye, al menos (en algunos) tenías reconocimiento de llamada. Y creednos, supuso una revolución eso de poder al menos ver el número de quien te estaba llamando en la pantallita. 

Aquí surgió un gran hito, podías colgar o descolgar el teléfono a sabiendas de quién había del otro lado. Algo que ahora parece muy básico, pero antes de aquello era totalmente una lotería. Lo mismo te llamaba tu tía Mercedes que aquel chico que te gustaba. Y lo de cruzar los dedos para que no cogieran sus padres qué, ¿eh?

Desde Ysi acabamos de constatar en la oficina que cada uno de nosotros tiene cerca de veinte anécdotas al respecto. SIéntete libre de dejarnos las tuyas en comentarios. 

Sabemos que estás familiarizado con el concepto de permanencia. Sí, ya sabes, esto de tener que quedarte durante equis tiempo al amparo de tu operador y que si te quieres ir habrás de pagar una indemnización pactada previamente. 

Gracias a la acción de nosotros a nivel consumidor, es cierto que la permanencia va perdiendo fuerza de forma progresiva conforme pasan los años. Y es que nadie está por la labor de atarse ni tan siquiera en una relación afectiva...imagínate con tu compañía telefónica. Qué pereza. 

Pongamos algunos ejemplos para ilustrarlo: 

  • Si contratas con Vodafone el servicio solo fijo que tienen, llamado “Mi Fijo Vodafone”, adquieres también un requisito de permanencia de un año. 

  • Orange ofrece un servicio similar pero la permanencia varía. En algunos productos que son exclusivamente de fijo la permanencia no se incluye. Y en otros casos se puede alargar hasta dos años.

Por regla general, los operadores se aprovechan de que este tipo de servicio (exclusivamente teléfono fijo, sin Internet ni teléfono móvil suele ser contratado por un perfil de gente no demasiado inquieta, que quiere un teléfono con el que hablar y recibir llamadas y le importa un bledo el resto. 

Justo lo contrario que a nosotros, que desde Ysi estamos pendientes todo el tiempo de la más mínima actualización en las tarifas, los productos y todas las ofertas del mercado de la telefonía e Internet, para tener un catálogo siempre actualizado de cara a ofrecerte justo lo que más te conviene según tu situación personal y tus necesidades. 

Lo primero de todo (redoble de tambores) es solicitarla (badummmm-tssss). Tendrás que hacerlo a la compañía a la que pretendes mudarte. Ellos a su vez se pondrán en contacto con tu antiguo operador para comunicárselo. 

El proceso de portabilidad en teléfonos fijos se hace con todavía más velocidad que para un teléfono móvil. En concreto, no suele durar más de un día. Así que si te da por arrepentirte tienes poco tiempo para dar marcha atrás. En el caso de que decidas paralizar esa portabilidad deberás ponerte en contacto con el operador antiguo. Si no lo hacen ellos con anterioridad, ya sabéis cómo funcionan estas cosas. 

Sí, se puede hacer. Pero siempre y cuando tengas presente que este cambio te lo va a permitir cualquier compañía siempre y cuando el cambio sea a otro lugar dentro de la misma provincia. 

Esto se debe única y exclusivamente a que en nuestro país los teléfonos fijos disponen de una numeración que comienza siempre por un prefijo determinado, de dos o tres cifras (Barcelona 93 y Pontevedra 986, por ejemplo) Si te cambias de provincia es por tanto imposible que mantengan tu número anterior, cosa que no supone mayor problema en los servicios de telefonía móvil. 

¿Qué necesitas fijo en el mundo rural? ¿Qué quieres saber más sobre las ofertas de fijo? Te lo damos todo mascadito.

Esperamos que el espinoso asunto de la permanencia en teléfonos fijos te haya quedado un poquito más claro. Que para eso desde Ysi nuestro cometido no es otro que hacerte un poquito más fácil este tránsito por el mundo de las telecomunicaciones. Portabilidades y ofertas mediante. ¿Entras aquí y lo descubres? Entras aquí y lo descubres

Menú