0
3 min

Insiders, la revolución del reality en Netflix

Es de lo más visto en la plataforma. Un Gran Hermano donde nada es lo que parece y presentado por Nawja Nimri. ¿Ya has caído en su embrujo?

¿Qué tiene de nuevo Insiders? 
¿Insiders llega para quedarse?

Lo reconocemos, nos quedamos un poco a cuadros cuando se filtró que Netflix andaba trabajando en un reality con marcado carácter español. Poco se sabía sobre su naturaleza, pero lo de que fuera el primer reality de la historia de la plataforma ya era lo suficientemente jugoso. Ni una pista sobre el casting, ni el formato, ni tan siquiera las normas que regían el día a día de los concursantes. 

Han pasado tropecientas mil ediciones desde que Jorge Berrocal pronunciara aquello de “Quién me pone la pierna encima, para que no levante cabeza”. Todavía no somos capaces de contestarle, pero sí sabemos que aquel Gran Hermano puso la primera piedra para que la telerrealidad se hiciera patente en nuestros televisores. Desde entonces, miles de programas han intentado copiar el formato, con desigual éxito. 

Aquí tienes las ofertas de Netflix en sus versiones básica, estándar y premium, tal y como te las mostramos en las tarjetas de producto de Ysi:

¿Qué tiene de nuevo Insiders? 

12 participantes y 100.000 euros en juego con un casting con perfiles plagados de diversidad, y donde la explosividad es una parte esencial para muchos de los participantes. Eso genera situaciones límite. Nada que no hayas visto en Gran Hermanos, Supervivientes y programas del mismo perfil que inundan la parrilla de Mediaset. Pero este es un casting diferente, con perfiles que se escapan un poco del molde de tronistas, pero donde las relaciones interpersonales y el sexo también cobran extrema importancia. 

La gran novedad radica en el concepto del mismo. Y es que el engaño entra a jugar desde el primer segundo del reality. Los participantes piensan que están en una convivencia completamente alejada de las cámaras desde el primer momento, lo que garantiza una naturalidad difícil de encontrar en otros programas similares. 

Si a esto le sumamos que el programa se convierte en sí en una enorme trampa para todos los protagonistas, forzándoles psicológicamente hasta el extremo, la cosa se calienta. Y entra en ebullición cuando además se les engaña diciéndoles que su permanencia en el programa depende de un algoritmo que valora sus perfiles emocionales y aspectos como la empatía, la sensibilidad o la irritabilidad. Si no están en verde, estás en problemas. 

Esta vuelta de tuerca añade un estrés muy necesario, que se ve favorecido por el alto ritmo del programa. El formato, en capítulos, ayuda a que nos separemos del típico reality con gala y 24 horas de seguimiento donde el 99% de lo que sucede es paja. Aquí, todo parece relevante. 

Y luego está lo de la figura de presentadora de Najwa Nimri, aupada de nuevo al éxito tras su papel en La Casa de Papel. Su arrolladora personalidad y los planos que se le han grabado para indicarle a los concursantes las diferentes partes del juego son otro punto a favor. Eso sí, interacciones directas con ellos, a lo Mercedes Milá, más bien poquitas. 

Najwa Nimri presenta Insiders

¿Insiders llega para quedarse?

Del éxito de este Insiders depende que el mundo de los realities tome una nueva deriva y se cambie el anquilosado formato al que estábamos acostumbrados hasta hoy día. Algunos lo ven como un experimento sociológico, otros como una tomadura de pelo donde todo está orquestado y medido hasta el extremo, y los convivientes son actores con un guion aprendido. Nosotros mejor nos guardamos nuestra propia opinión al respecto, para contribuir un poco más al misterio. 

Por el momento, parece que una segunda temporada ya está cerrada y podría ver la luz en el segundo semestre de 2022. Las expectativas son altísimas, como puedes apreciar. 

Menú