0
4 min

4K, HDR, UHD, QLED, ¿Qué son y cuál es mejor?

Diferentes calidades de visionado que pueden liar al más pintado. Te damos las herramientas para saber qué televisor escoger.

Tipos de resolución de los televisores
Tipos de televisor

A la hora de comprar una tele, lo primero que miramos son las pulgadas. Tener una pantalla gigante en el salón para ver la última de esa trilogía de aventuras plagada de efectos especiales da un gustirrinín bastante potente, es innegable. Pero luego muchas veces ya nos liamos con las diferentes tecnologías, y nos dejamos asesorar o al final acabamos pillando la mejor valorada en la tienda online. O la que tiene nuestro cuñao, que por descontado, es la mejor al mejor precio. 

Vamos a hacer un repaso pormenorizado por cada uno de los términos más habituales del del mercado, para que no te suene tan a chino y sepas decantarte por la mejor opción. Mira, igualito que hacemos en Ysi con las tarifas de telefonía, Internet y TV. 


Tipos de resolución de los televisores

Aquí tenemos en cuenta la cantidad de píxeles que ofrece cada pantalla, lo que repercute directamente en la calidad de la imagen. Y también los bits, que son los que dan profundidad de color. Ponemos un ejemplo práctico para que lo entendáis: 

  • Una pantalla que tenga un panel de 8 bits, va a ser capaz de reproducir 16,7 millones de colores diferentes. Esto quiere decir que va a poder reproducir 256 tonalidades diferentes de rojos x 256 tonos de verde x 256 tonalidades de azules.

  • Una pantalla de 10 bits en cambio va a ser capaz de reproducir hasta más de 1000 millones de colores. 1024 de rojos x 1024 de verdes x 1024 tonalidades diferentes de azules.

¿En qué repercute esta profundidad de color? Pues en evitar que en transiciones y en planos de cielos (por ejemplo) se vea el tan odiado efecto cebolla, donde se superponen capas de color y se resiente bastante la experiencia visual. 

HD

También conocido como “de alta definición”. Ofrece 1280x720 píxeles. Y os aseguramos que todos hemos tenido alguno.

Full HD

1920 x 1080 píxeles. Actualmente puede que sea el formato más común en todos los televisores que hay en el mercado. Suelen ofrecer 8 bits de profundidad de color. 

Ultra HD o UHD

Ofrece una mejora sustancial con respecto a la alta definición. 3840x2160 y 10bits de profundidad de color. 

4K

Profundidad de color de 10bits. 4096x2160 píxeles. Una calidad de imagen muy elevada, cada vez presente en más televisores. En este caso, el correcto visionado requiere un cambio de formato para no verlo en  16:9 con unas franjas arriba y abajo que trastocan bastante. 

8K

El tope de gama actual. Una bomba de neutrones en forma de pantalla.   7680x4320 píxeles. 10 bits de profundidad de color. Inteligencia artificial mejorada para visualizar mucho mejor las imágenes que no están grabadas en resoluciones tan altas (la gran mayoría). 

Entre más de 90 operadores

Tipos de televisor


Una vez planteados los diferentes tipos de resolución presentes en una pantalla, vamos a centrarnos en la terminología para definir cada una de ellas.

Diferencias entre televisores del mercado

Televisores de tubo

Los de toda la vida. Esos que tienen culo y puedes poner la flamenca encima y se basan en la tecnología del tubo catódico. Después llegarían los de pantalla plana y acabarían por imponerse en un breve periodo de tiempo. 

SMART TV

Es todo televisor capaz mediante software de conectarse a Internet para disfrutar de contenidos, aplicaciones, etc. Supuso un salto cualitativo importante y la proliferación en el mercado fue inmediata. 

LCD

Pantallas de cristal líquido, que utilizan colores fluorescentes y la iluminación está presente en la parte superior e inferior de la pantalla. 

Plasma

Tuvieron su apogeo hace unos años estos televisores de pantalla de plasma, que ofrecían mejor resolución que los LCD especialmente en entornos de oscuridad. Pero poco a poco han caído en desuso gracias al empuje de otras tecnologías. 

LED

Son también pantallas de cristal líquido, como las LCD. Lo que cambia sustancialmente es la forma de retroiluminación. Estas pantallas están compuestas de diodos de luz, que mejoran una barbaridad la experiencia. Mini luces LED permiten colores más definidos, consumen menos y suelen ser menos voluminosas. 

OLED

Se trata de Organic Led (organic light-emitting diode), diodos orgánicos de emisión de luz, y su principal baza es que no requieren de una fuente de iluminación externa y los píxeles se encienden y se apagan de forma autónoma. Permiten la estructura flexible, con lo que las pantallas pueden ser curvas. También habrás oído eso del “negro puro”, y tiene que ver con que se pueden apagar los píxeles para conseguir esa nitidez de color. Además, sea cual sea tu posición al respecto del televisor podrás ver con perfecta nitidez. 

Ofrecen un menor consumo y son más finos que los LED convencionales. Las pegas tienen que ver con que son dispositivos muy grandes y no te caben en determinadas estancias, y se produce el efecto píxel quemado, donde un píxel se queda permanentemente apagado y no reacciona a los estímulos luminosos. Ah, y suelen ser bastante frágiles ante una caída accidental. 

Esta  tecnología OLED es propiedad de los televisores de marca Sony y LG. 

QLED

En contraposición a la tecnología OLED, Samsung ha apostado por el QLED. La Q viene de Quantum, y la diferencia fundamental con los LED convencionales es que mantiene una matriz de iluminación LED por detrás,  solo que en lugar de ser iluminación blanca, es iluminación de color azul.

Son mejores que los OLED en cuanto al brillo se refiere, pero pierden de calle a la hora de ofrecer ese “negro puro” del que tanto se presume en OLED. También se resienten algo en cuanto al ángulo de visionado, ya que no se ven igual de bien desde todos los ángulos. Eso sí, la tecnología QLED resulta más asequible que los precios de OLED en la actualidad. 

Esto es, grosso modo, lo que puedes encontrarte en el mercado a día de hoy. La que escojas dependerá de tus necesidades y gustos. Justo como tu tarifa de telefonía, Internet o TV. Ahí ya entramos nosotros en la ecuación. Y sabemos ponerte una sonrisa en la cara ahorrando en la oferta que más te compensa.


Menú