0
3 min

10 consejos para teletrabajar y no morir en el intento

Un espacio de trabajo, un ordenador apto, redes y comunicaciones óptimas. Estos sencillos consejos harán que teletrabajar en casa sea sencillo y efectivo.

Una conexión fiable
Repetidores WiFi
Rutinas 
Haz pausas 
Trabaja en un entorno ordenado
Videollamadas
Cuida tu comodidad
Trabaja en equipo
No todo es pijama
Y desconecta

Una de las pocas cosas buenas del confinamiento y sus derivados ha sido el darnos cuenta como sociedad que muchas empresas pueden desarrollar sus funciones con la misma efectividad mediante el teletrabajo. 

Las ventajas son muchas. Teletrabajar ayuda a la conciliación familiar y se ahorra muchísimo tiempo en desplazamientos. No comerte el atasco de turno o librarte de ese embudo en el metro/bus de turno te hará afrontar el día de mejor humor. 

Pero para realizarlo en condiciones hay una serie de requisitos indispensables que ayudan tremendamente a rendir mejor. Y es que sin constancia, lo más fácil es que acabes siendo menos productivo, o las horas no te cundan igual. Te dejamos aquí algunas sugerencias y tips para mejorar el teletrabajo que conviene tener presentes:

Una conexión fiable

Este es el punto fundamental. Si no dispones de una conexión a Internet solvente directamente el resto de puntos que aquí recopilamos dejan de tener importancia. Tus necesidades de conexión a Internet dependerán del tipo de trabajo que realices. Si con mandar unos cuantos mails y recibir llamadas ya es suficiente, podrás desarrollarlo con un ADSL o incluso una conexión mediante WiFi portátil. 

Si por el contrario tu trabajo requiere subir documentos pesados, miles de presentaciones online y estar todo el día conectado, vas a requerir una fibra potente que sacie tus necesidades. 

Como entendemos que es difícil acertar con las opciones a Internet, desde Ysi de forma gratuita te ayudamos con nuestro servicio de personal Shopper. Para que sepas en menos de dos minutos cuál es tu mejor opción dentro de las más de 200.000 tarifas presentes en el mercado de las telecomunicaciones. 

Repetidores WiFi

En ocasiones tienes una buena conexión, o suficiente al menos para lo que necesitas, pero llega con señal débil al lugar de la casa en el que trabajas. Para ello, en determinadas circunstancias conviene utilizar un repetidor WiFi o un PLC. Gracias a ellos, podrás mejorar la señal y podrás trabajar sin problemas desde cualquier rincón.  En esta tendencia te contamos sus características en profundidad para que sepas a qué atenerte. 

Rutinas 

Muchas empresas, aunque teletrabajes, plantean un horario fijo de trabajo. Y aunque  no sea así, conviene tener un horario al que aferrarnos. Si alguna vez toca que sea flexible (recoger a los peques del colegio, cita con el dentista) se mueve sin problema, pero lo ideal es desarrollar siempre un horario predefinido. Lo mismo para despertarnos, hacerlo a la misma hora todos los días favorece a nuestros ritmos internos. 

Haz pausas 

Cuando te quieres dar cuenta te has puesto con ese maldito Excel y se te han pasado cuatro horas del tirón, en una postura incómoda delante del ordenador. Estirar de vez en cuando el cuerpo y realizar al menos una pausa de cinco minutos cada hora fomenta la concentración. Eso sí, ojito con entretenernos con cualquier cosa que luego se nos hace muy cuesta arriba la vuelta. 

Trabaja en un entorno ordenado

Da igual que seas una persona que necesite tener los bolígrafos perfectamente alineados sobre una mesa o que tengas la habitación hecha una auténtica leonera. Para trabajar tienes que disponer de un mínimo de orden en tu lugar de trabajo. Esto favorece tremendamente tu concentración y evita distracciones innecesarias. Solo lo imprescindible sobre la mesa y a darle cera al asunto. 

Entorno de teletrabajo

Videollamadas

Quizá sea la herramienta que más ha crecido de un año a esta parte. No solo para estar en contacto con nuestros seres queridos, sino también como una herramienta de trabajo más que necesaria. Algunas de las opciones más utilizadas son: 

  • Zoom

  • Hangouts

  • Jitsi

  • Skype

  • Whereby

Cuida tu comodidad

Estar ocho horas sentado delante de una pantalla no es plato de buen gusto. Y menos si no dispones de una silla apropiada. Un reposapiés , una herramienta para apoyar las muñecas y fundamentalmente una silla ergonómica y que dé cobertura total a la espalda (las propias de oficina o esas tan mulliditas de gamers son caras, pero una inversión a la larga necesaria) son fundamentales para afrontar el día a día sin lesiones de las que arrepentirse en un futuro. 

Trabaja en equipo

La conexión fluida entre gente del mismo departamento o incluso de departamentos diferentes es esencial para el correcto funcionamiento de la empresa. Tener una aplicación como Discord, Asana o Slack como lugar de contacto directo es igualmente importante. 

No todo es pijama

Vale que la comodidad es necesaria, como te hemos mencionado en puntos anteriores, pero también lo es escapar un poco del chándal y el pijama. Ponerte algún que otro día ropa “menos cómoda” te ayudará a sobrellevar la jornada y escapar un poco de la rutina, que es uno de los principales obstáculos que provoca esto del teletrabajo. Y si un día te da por ponerte un traje/vestido pomposo, pues claro que sí, qué demonios, solo se vive una vez. 

Y desconecta

Por último, lo más necesario en esto de teletrabajar es determinar una hora de salida .Que si un día te quedas más tiempo por cuestiones urgentes no pasa nada, pero que trates de cumplir un horario determinado. Y una vez terminada tu jornada laboral, desconecta. Tu vida te lo agradecerá. 


Menú