0
4 min

¿Qué es y cómo funciona Neuralink?

Elon Musk se saca de la manga una tecnología revolucionaria para el cerebro que promete ser el comienzo del fin de enfermedades neurológicas. Pero también dejar de usar las manos para ejecutar acciones complejas. La inteligencia artificial, también clave.

Neuralink, control mediante tu cerebro
Neuralink: cerebro e inteligencia artificial, unidos. 

Si hay alguien que revuelve constantemente el mundo de la innovación y la tecnología es él. De hecho, podríamos crearle en Ysi una sección diaria y probablemente siempre tendríamos algo de qué hablar. Es Elon Musk. El paladín de la ciencia. Para algunos, el salvador de la humanidad. Para otras, un multimillonario con ínfulas, exceso de soberbia y demasiadas ganas de que los focos siempre apunten hacia él. Pero siempre, un ser magnético y que no para quieto un segundo.

Desde que se hiciera famoso ante la opinión pública tras fundar PayPal, su creatividad no ha dejado de florecer un solo segundo:


  • La flota de coches eléctricos y autónomos de Tesla

  • El proyecto espacial Space X

  • Starlink, que proyecta crear muchos satélites para proveer de conexión a Internet 

  • Hyperloop, esas cápsulas que prometen convertirse en el transporte del futuro, con velocidades altísimas para interconectar ciudades

  • Solar City, la mayor empresa proveedora de energía solar en Estados Unidos

  • Halcyon Molecular: Una compañía con un claro objetivo en mente: aumentar la longevidad humana

  • The Boring Company, que pretende mejorar los sistemas actuales de excavación para crear una red subterránea de túneles. 

Casi nada, ¿eh? No diga emprendimiento, diga Elon. Y claro, normal que esté también hasta en lo personal, con su controvertida unión con la polifacética artista Grimes y el ponerle de nombre a su primer vástago un nombre tan impronunciable como peculiar: X Æ A-12 se llama la criaturita. Y no, no hemos dejado al gato que se suba al teclado. Se llama así. 

El último proyecto del magnate sudafricano nacionalizado canadiense y estadounidense es algo que hace unos años era sencillamente inconcebible. Y territorio de la ciencia ficción. Pero que, a expensas de su implantación definitiva, podría ser una increíble revolución para el ser humano. Señoras y señores, ladies and gentlemen, con todos ustedes, Neuralink. 

Entre más de 90 operadores


Neuralink, control mediante tu cerebro

Detrás de Neuralink, un proyecto que lleva realizándose desde 2016,  existen objetivos del más diverso pelaje, y con una dificultad creciente. En esencia, se trata de un microchip instalado en el cerebro que de primeras sirve para medir la actividad neuronal. Con un tamaño de 8 milímetros y varios microscópicos cables que sirven para monitorear el comportamiento de las neuronas, el propio Musk en la presentación lo catalogó como “un pequeño Fitbit cerebral”.  

Puede ser colocado por un robot neuroquirúrgico con mera anestesia local, y ya ha sido probado en una piara de cerditos, donde Musk ha hecho hincapié en que siguen realizando una vida perfectamente normal después de instalárselo (y desinstalárselo posteriormente en alguno de los casos) . También se habla de que se habrían hecho probaturas en simios. 

La medición de esta actividad neuronal es solo el primer paso. El siguiente es sencillamente sorprendente: ayudar a curar a pacientes con enfermedades derivadas de desórdenes neurológicos. ¿Curar el Parkinson? ¿La pérdida de audición? ¿Incluso determinados tipos de ceguera o caminar de nuevo tras una lesión medular ahora irreversible? Un emocionante universo se abre ante nosotros. 

Neuralink, tu cerebro y la inteligencia artificial

Neuralink: cerebro e inteligencia artificial, unidos. 

Si monitorizar la actividad cerebral y poder ponerle freno a las enfermedades neurológicas no te parece suficiente, el objetivo más ambicioso de Neuralink tiene que ver con algo directamente sacado de la ciencia ficción. Pensar algo para ejecutarlo, transformando los impulsos eléctricos de las neuronas en código binario “entendible” por parte de una máquina. 

Unir mediante una interfaz los pensamientos con el uso de tecnología es otra de las prioridades de Neuralink en un futuro no muy lejano. Así, poder conducir un vehículo Tesla con solo pensarlo, o jugar a videojuegos sin la necesidad de un mando de toda la vida, se convierten en objetivos supuestamente realizables. 

Pero todavía hay más. Por todos es conocido el pavor que ha mostrado siempre Elon Musk ante el desarrollo inadecuado de la inteligencia artificial. Que supere en habilidades a la raza humana y que pueda llegar a someterla de algún modo obliga a tomar cartas en el asunto. ¿Cómo conseguirlo mediante Neuralink? Logrando una simbiosis con la inteligencia artificial, mediante la creación de una capa de inteligencia artificial sobre la corteza cerebral. Parece un lío. Y bueno, lo es. Pero nadie dijo que desencriptar el futuro fuera sencillo, ¿no?

El dilema ético, por supuesto, está sobre la mesa. La idea de que implantándonos un chip en el cerebro puedan alterar nuestras conductas es uno de los viejos terrores de la sociedad. Las pruebas en seres humanos también generan un lógico escepticismo. ¿Quedará en fantasía de multimillonario o supondrá un antes y un después para el desarrollo de la humanidad? Solo el tiempo nos lo aclarará.

En Ysi todavía no podemos leer tu cerebro. Y no tenemos muy claro que queramos hacerlo. Pero nos basta con saber algunos detalles básicos sobre lo que necesitas a nivel de telefonía, Internet o contenidos para ofrecerte la tarifa que mejor te sienta en función de tus preferencias, siempre con el precio más ajustado. ¿Quieres probar lo que Ysi puede ofrecerte? Tenemos miles de ofertas y te ayudamos a encontrar la que más se adecua a ti


Menú