0
5 min

Portabilidad en España

Analizamos los datos de portabilidad del primer semestre de 2018. Atención, porque arrojan tendencias reveladoras



Sumidos entre veraniegos calores, ofrecemos un ejercicio de entretenimiento que nos servirá además para diseccionar el estado del mercado telco en nuestro país. Y para ello nada mejor que fijarnos en los datos recabados mensualmente para cuantificar los saltos que realizan los usuarios de un operador a otro. Utilizamos aquí un vídeo muy explicativo de la CNMC para aclarar dudas comunes con respecto a la tan manida e importante portabilidad

Pues bien, esta portabilidad os aseguramos que es un auténtico quebradero de cabeza para los operadores. Su único cometido es ganarle usuarios a la competencia, a la vez que no perderlos también resulta un auténtico desafío.

Quizá no somos conscientes de la cantidad de portabilidades que se hacen a lo largo del año. Como ejemplo bastante ilustrativo ponemos sobre la mesa los datos de un solo mes, pongamos por caso este último junio. A lo largo de ese ya finiquitado mes la actividad ha sido frenética, como viene siendo por regla habitual a lo largo de todo el ejercicio 2018. En junio se ha producido un total de 792467 portabilidades, de las cuales un 20,91% se corresponde con líneas fijas (165.682) y un 78,95% (625620) tienen que ver con la línea móvil. Además también se cuantifican las portabilidades correspondientes a i.red, es decir , portabilidades de números de red inteligente (los que las empresas emplean para dar servicios telefónicos, así como los de tarificación especial) con 1165 portabilidades y un 0,15% del total.

Se dice pronto, pero si el mercado ha registrado casi ochocientas mil portabilidades solo en un mes, rápidamente podéis hacer la cuenta mental de lo que puede suponer eso al año. Millones de portabilidades y todas las compañías poniendo el ganapán sobre la roca para intentar hacerse con un buen puñado de pescaditos.

Este primer semestre de 2018 ha estado movidito, sin duda. Y los datos arrojan una realidad impepinable: las tres grandes compañías sufren. Al menos bajo su propia marca, que ya sabemos que todas han incrementado su cuota de negocio mediante la absorción de pujantes empresas OMV (operador móvil virtual, las que no tienen cobertura propia y tienen que recurrir a la de otra empresa que se la suministre). Movistar con su recién llegada low cost llamada O2, aunque también cuenta con Tuenti, en claro retroceso en los últimos meses. Vodafone por su parte tiene Lowi y Ono, y Orange cuenta con Amena, Simyo y Jazztel.

Pues bien, pese a que pueda parecer que las tres grandes operadoras tienen bien repartido todo el pastel, hay dos factores que nos hacen dudar de esa afirmación. En primer lugar la pujanza y buenos resultados del Grupo MásMóvil, que aglutina MásMóvil, Yoigo, Pepephone y Llamaya. Lejos de ser un convidado de piedra a este festejo, son los únicos que aglutinan meses y meses de saldo positivo en las portabilidades. Este goteo de usuarios que sufren Movistar, Vodafone y Orange se ve también afectado por las ofertas cada vez más agresivas por parte de nuevas OMV que se asoman al mercado con ansia de conseguir nuevos clientes a cualquier precio, en ocasiones bajando tanto los precios que resultan ofertas muy tentadoras para los usuarios de otros operadores. Los tres grandes ofrecen productos combinados muy suculentos para un segmento poblacional, incluyendo paquetes de televisión y varias líneas, pero pierden gente que desea un producto más sencillo, lo justo y necesario para hablar y navegar sin problemas y a un precio de lo más ajustado. Además, muchos acaban poniendo pies en polvorosa al ver cómo con frecuencia se añaden en su factura servicios adicionales con coste no contratados por el propio cliente.

Y así, durante este primer semestre de 2018 hemos sido testigos de una auténtica sangría de bajas de Movistar, Vodafone y Orange. Entre las tres han perdido más de 600.000 usuarios, que se dice pronto, en estos seis meses. Pero la dinámica ya lleva un tiempo activa. El año pasado, sin ir más lejos, MásMóvil consiguió arrebatarle a estos tres operadores 400.000 usuarios, cifra que será previsiblemente superada a lo largo de este 2018.

Entrando en harina con más detalle, apreciamos que Movistar se ha mantenido constante en sus pérdidas durante estos primeros seis meses. Entre 15 y 20 mil usuarios al mes han decidido abandonar el operador para serle infiel con otras compañías. La pérdida global asciende a 109.091 clientes. Y aún así mejora en datos a Vodafone y Orange, con pérdidas más cuantiosas. El operador francés con nombre de color y de cítrico se ha dejado 186.961 clientes por el camino y acumula también acusadas pérdidas para su hermana Jazztel. Lo del operador inglés es más sangrante si cabe: 300.184 usuarios menos,. Un semestre muy sangrante en el que no han sabido cómo parar los pies al grupo MásMóvil, cuarto operador por el momento pero con un ritmo excelente de nuevos clientes. 366.348 personas han dado el salto en este semestre, todo un triunfo para el grupo empresarial.

En cuanto a los datos de las OMV, nos encontramos ante una tendencia de claro crecimiento en algunos casos, como Lowi que ha conseguido en estos seis meses 122.091 altas, por 36.488 bajas, lo que le da una ganancia neta de 85.603 nuevos usuarios. Y la tendencia tiene pinta de ser al alza, con una promoción de verano que está teniendo mucho éxito tras la consiguiente promoción televisiva. Se trata del único motivo para sonreír que tiene Vodafone en las últimas fechas.

Interesantes son también los datos de Digi Mobil. La empresa, que también opera en Italia y Rumanía, ha visto un interesante ascenso de usuarios en los últimos seis meses. Una dinámica muy positiva para la OMV, que ha ganado en nuestro país 99.402 clientes, perdiendo solo 29.657. Un saldo favorable de 69.745 personas. Y en los últimos meses el crecimiento parece ser mucho más acusado, así que buenas perspectivas veraniegas también para ellos.

Yoigo se puede coronar como la gran beneficiada de 2018. La operadora de red del Grupo MásMóvil está sacando pecho con tarifas más que ajustadas y una buena aceptación por parte del mercado. 448.078 nuevos clientes en este semestre, y “tan solo” ha perdido 190.686 líneas. Un balance positivo de 257.392 almas, y subiendo.

Vistos los datos, es evidente que nos encontramos con una interesante partida de cartas, donde nuevos jugadores se sientan y plantan sobre el tapete sus botas con espuelas, con actitud de “aquí estoy yo y he venido a retarte”. Y claro, ahora la pelota está en el tejado de los más antiguos del lugar, que han de ver modificada su estrategia si quieren detener la hemorragia. Así que ya saben, puede que se avecine torniquete al canto.Les mantendremos informados de los avances quirúrgicos.

Menú