0
3 min

Sin noticias en Facebook

Facebook antepondrá las publicaciones de los usuarios a las de las marcas y medios. Esto lo va a cambiar todo.



Decir Facebook es decir Zuckerberg. Decir Zuckerberg es garantía de polémica. Siempre ha sido así desde que la red social se convirtiera en el monstruo fagocitador que es hoy día, poco después de que llegara a casi todos los rincones del planeta en 2005. A estas alturas de la película se encuentra sumido en una especie de paradoja compleja. Sus usuarios más acérrimos allá por 2010 ahora reniegan de la plataforma, que consigue fidelización en los perfiles de gente más allá de los 50 años y en los jóvenes que reclutan por primera vez. Pero los datos no son demasiado halagüeños, y el abandono es una constante, quizá generado en parte por una especie de deshumanización progresiva que todos hemos sufrido en mayor o menor medida.

Este abandono está en parte motivado por la creciente presencia de marcas y medios de comunicación en las redes, algo que al usuario medio no suele gustar en exceso y para lo que Zuckerberg ha ideado una estratagema. Su algoritmo, ese que tantos quebraderos de cabeza provoca cada pocos meses con sus cambios constantes, está dispuesto a penalizar las publicaciones de índole publicitario y comercial, así como las que lleven a cabo determinados medios de comunicación.

Esto, que supone un guiño al usuario a la hora de intentar ponerse en su piel, sobresaturada de anuncios, supone de facto el cierre de toda una época en lo referente al márketing digital. El adiós de la época viral, donde las empresas y los medios de comunicación veían potenciada su presencia de forma artificial a cambio de un suculento botín. Eso es historia. Con la medida en mente, se producirá el adiós al bombardeo de las “noticias relevantes” que en su momento tanto dieron que hablar. El principal cometido es, según la empresa, volver a dar relevancia a los contenidos de los usuarios, de cara a tener interacciones más significativas. Likes sí, pero desde el corazón. El cambio se llevará a cabo mediante el algoritmo de estas news feed, lo que dirime qué contenidos aparecen en tu interfaz. A partir de ahora tus amistades estarán mucho más presentes.

A efectos prácticos, tendrán más prioridad las noticias capaces de generar interacciones, en detrimento de las que buscan un mero like o incluso un compartir. Cuantos más comentarios genere, más premio.

Esta radical determinación llega después de que la polémica de las fake news (las noticias falsas creadas con la finalidad de manipular al electorado estadounidense en 2016) explotara de pleno en la macroempresa de Zuckerberg. Esta nueva situación podría generar grandes pérdidas para los medios de comunicación y que las empresas se lo piensen dos veces antes de invertir en el uso de herramientas de pago como Facebook Ads a la hora de promocionar sus contenidos. Además, un 45% de los estadounidenses, por poner un ejemplo práctico, dicen informarse a diario mediante esta red social, aspecto que va a cambiar de forma sustancial a partir de ahora. Desde Facebook aseguran que no temen las posibles represalias y los menores ingresos recabados mediante este método, ya que al final se tratará de un cambio que dotará de mayor calidad a los contenidos. Para las empresas y los medios de comunicación urge un cambio y un replanteamiento de muchas de sus politicas online.

Menú