0
3 min

Suda aquí para desbloquear el móvil

La biometría consigue que seas capaz de desbloquear tu terminal de formas muy novedosas.

Aquellos que creen que el futuro está en Black Mirror, que salgan por un momento de la pantalla negra y miren ahí fuera. El mundo avanza que es una barbaridad (vaya frase para soltar con la boina calada hasta las orejas en mitad de la plaza del pueblo tomando unos botijos al fresco), y la forma de desbloquear tu móvil es buena prueba de ello. Atrás parecen quedar ya los días en los que para acceder a tu teléfono tenías que meter una sencilla contraseña de cuatro dígitos en forma de PIN.

Después llegaron los patrones en los teléfonos táctiles, con los que hacer un dibujito / garabato para darle más velocidad al asunto, pero se perdía en seguridad por una cuestión básica. Esa marca sempiterna que dejaban tus dedos sobre la pantalla era fácil de desencriptar para cualquiera, bastaba con mirar en el ángulo apropiado para ver el manchurrón. Pan comido. Además,parece ser que tanto da si el patrón es sencillo (haciendo una L o similares) o tremendamente complicado y tu dedo ha de realizar un salto de triple tirabuzón inverso contra la pantalla. Según un estudio de la Universidad de Lancaster y la de Bat (Reino Unido) se ha demostrado que es muy sencillo romper la seguridad de tu móvil (android, en este caso) en los cinco intentos que te otorga el sistema operativo para desbloquear, mediante el uso de algoritmos.

Era hora de dar el salto. Y la ciencia ficción ya nos lo había puesto muy fácil a la hora de imaginar. Lo del reconocimiento facial y lo del reconocimiento ocular era tan solo cuestión de tiempo. Y aquí entramos ya en lo que se conoce como biometría: la utilización de métodos automáticos para el reconocimiento único de humanos, en función de determinados rasgos físicos o conductuales.

Y esta biometría es la que permite que nosotros y solo nosotros, con nuestros rasgos que nos hacen únicos con respecto a los demás, seamos capaces de desbloquear nuestro dispositivo. Dentro de este campo, encontramos diferentes modos de proceder al desbloqueo: Mediante el uso del reconocimiento facial, la huella digital, la voz...hasta el pago mediante un selfie. Y ahora también el sudor. Y es que unos investigadores procedentes de la Universidad estadounidense de Albany están trabajando en un sistema que aprovecha las características de la biometría y que se activa mediante otro de nuestras huellas personales e intrasferibles: el sudor.

Mediante un hardware integrado en el dispositivo, este será capaz de reconocer al propietario debido a las secreciones de su piel. Esto se consigue mediante el almacenamiento previo de los aminoácidos específicos que le otorgan al individuo esas características propias e intransferibles. Se trata de un sistema muy avanzado de seguridad, ya que es prácticamente impenetrable por parte de cualquier otra persona que intente acceder al teléfono. Y no solo este, ya que evidentemente también puede servir para todos esos gadgets que llamamos wearables. Por fin servirá de algo el sudor acumulado en tu camiseta de correr favorita.

¿Y cuál es el siguiente paso? Pues parece que los andares. Sí, esos que en el cerdo gustan, pero que en el ser humano también nos definen de forma exacta. Y sí, parece ciencia ficción, pero en Seattle Amazon está llevando a cabo una prueba de cara a implementar una tecnología mediante la cual no sea necesario pagar en una tienda, tan solo entrar, coger lo que necesitamos y salir. El sistema, que lleva por nombre Amazon Go, será capaz de saber por nuestros movimientos que somos nosotros. La culpa de este salto, de nuevo la tiene la biometría, pero también la inteligencia artificial. Ven ya, futuro, tienes muchas cosas que enseñarnos.

Menú