0
3 min

La portabilidad vuelve a estar de moda

Récords en octubre de las portabilidades fija y móvil en España.

En un mercado de las telecomunicaciones como el español uno no deja de sorprenderse. La concentración empresarial del sector parecía ser una pista acerca de que poco o nada tenían que hacer las compañías pequeñas ante la concentración del sector. Después de que Vodafone se hiciera con ONO y que Jazztel comenzara a formar parte de Orange, parecía que el oligopolio se abría paso a codazos, lo que podía suponer un suicidio para las marcas más pequeñas, sobrepasadas en presupuesto, distribución, red y en otros muchos factores.

Ahora, cuando éste 2017 se arrastra, agonizando en sus últimos estertores, nuevos datos confirman una tendencia que no se ha dado en los dos años anteriores. Algo se mueve en el mercado telco español, y no es otra cosa que los usuarios, que se aventuran a bañarse en otros ríos y realizar el salto mediante portabilidad. Algo que históricamente no sienta muy bien en las grandes compañías que se reparten habitualmente los mayores trozos del pastel de las telecomunicaciones.

La competencia, por tanto, se ha acentuado en este pasado mes de octubre. Los datos que ha puesto encima de la mesa la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) así lo reflejan, produciéndose un récord de 204.725 clientes que han cambiado de compañía su línea de fijo, lo que supone un 46,6% más que el año pasado) mientras que 612.394 han realizado un cambio en su línea de móvil, un 28% mayor que el año pasado.

Los grandes beneficiados han sido los Operadores Móviles Virtuales (OMV, con un saldo positivo de altas respecto a bajas de 11.059 nuevas líneas) y el grupo MasMóvil (53.827 líneas de beneficio). En el otro lado del estanque nos topamos con Orange (-30.451) Movistar (-7.672) y Vodafone (26.763), que han experimentado preocupantes descensos. El motivo principal del usuario sigue siendo conseguir una factura más económica.

En conjunto en lo que llevamos de año la portabilidad no deja de crecer desde abril y acumula ya más de cinco millones de líneas, cifra que claramente recuerda a otros tiempos en los que esta portabilidad venía complementada con el regalo de un dispositivo de altas prestaciones, lo que provocaba que mucha gente estuviera más que dispuesta a dar el paso, e incluso especulara con ello, apretando a las compañías ante el ofrecimiento más que suculento de sus competidoras.

En cuanto a datos globales, el parque de líneas español cuenta con 51,9 millones de líneas, con un incremento de un 1,1% con respecto al mismo mes del año anterior. Y no todo ello es exclusivamente propiedad de las líneas personales, ya que casi cinco millones pertenecen a las denominadas M2M (machine to machine), con intercambio de información entre dos máquinas remotas.

Igualmente, las líneas de banda ancha continúan su imparable ascensión, y ya contabilizan 14,16 millones. El 92,7% de ellas se las reparten los tres operadores principales, mientras que MásMóvil, pese a su incremento, se queda en 2,93%.

Esta irrupción de nuevas compañías supone un soplo de aire fresco, pluraliza la oferta y provoca un efecto dominó al intentar ofrecer tarifas competitivas a bajo precio. Mientras, las grandes empresas intentan paliar la sangría bajando también los precios de sus segundas marcas (Ono y Jazztel). ¿Y el principal beneficiado de todo esto adivinan quién es? Exacto. Así que por nosotros, que continúe la fiesta.

Por cierto, ¿sabías que en ysi… tenemos toda la oferta del mercado abarcando miles de productos? Prueba a usar nuestro servicio de personal shopper de las telecomunicaciones y quédate ojiplático de la emoción.

Menú