0
2 min

Ya no te nos escapas más

Whatsapp ya permite compartir tu ubicación en tiempo real. Un paso más hacia el futuro distópico.



Nos da que a alguno que otro se le van a acabar las excusas a la hora de justificarse por llegar a algún sitio tarde. Eso de “estoy llegando” y esperar que la otra persona mantenga la fe incluso cuando pasan más de 15 minutos tras esa afirmación tiene los días contados. Ahora hay un modo instantáneo de comprobarlo: Podrás compartir tu ubicación para que todos tus contactos sepan dónde te encuentras en tiempo real. Así, el grupo o contacto con quien elijas compartirlo podrá buscarte en esa manifestación hasta arriba de banderas, o en ese festival en el que siempre acabáis yendo por vuestra cuenta debido a lo imposible de encontraros.

Y pensareis que se trata de una versión remozada del compartir ubicación de toda la vida, y en cierto modo es verdad. La diferencia fundamental radica en que en este caso, durante un tiempo limitado que tú escojas (en un comienzo entre 15 minutos, una hora y ocho horas se podrá seleccionar), se mostrará a los contactos que tú quieras esa ubicación, que se irá actualizando constantemente para que sepan en cada momento el punto milimétrico en el que te hallas. Para activarlo, se realiza mediante el icono del clip en Android y el + si lo que estás usando es iOS (igual que hasta ahora el compartir ubicación). Si no te aparece todavía no desesperes, su implementación, como casi siempre en los casos de Whatsapp, es escalonada y progresiva. En cuanto a la seguridad, aspecto que también preocupa desde la compañía defiende que se someterá, como todos los mensajes, al cifrado de extremo a extremo.

Esta es una opción que ya ofrecían otras aplicaciones similares, y que estaba posponiendo su llegada a Whatsapp porque sigue generando rechazo en un sector amplio de la población. Todos aquellos que piensan que ya está bien de control por parte de aplicaciones de nuestro día a día, esos que apelan a la libertad del individuo para poder estar incomunicado y donde le dé la real gana, refrendando ese derecho al anonimato sin la imperiosa necesidad de estar disponible para todo el mundo y a todas horas, se enfrentan directamente con esta nueva posibilidad. Vale, les concedemos que sí es cierto que mal usado, puede ser un instrumento que genere problemas, en especial asociados a las relaciones posesivas de pareja, casos de celos incontrolables y cosas horrendas que todas estas actitudes de control consiguen mellar dentro de una pareja. El miedo ante el acoso es latente y justificado ante este tipo de accesorios.Pero también es cierto que en situaciones como volver solo a casa, usar esta aplicación puede otorgar cierta tranquilidad.

Así las cosas, habrá que ver si se convierte en una funcionalidad muy utilizada por los usuarios o queda relegada a un segundo plano.

Menú