0
2 min

Contra el espionaje de tu teléfono

Edward Snowden patenta un aparato que sirve para evitar que tu teléfono iPhone pueda ser espiado



Pongamos sobre la mesa un combo infalible que de seguridad cibernética saben un rato largo. De un lado, Edward Snowden, ese antiguo trabajador de la CIA y la NSA que puso la seguridad internacional en tela de juicio después de las filtraciones que en 2013 dejaron en ropa interior a todo el sistema de la National Security Agency, poniendo a disposición de la opinión pública las “dejémoslo en poco éticas” herramientas de vigilancia masiva de la población por parte de la Casa Blanca. Una bomba informativa que todavía trae cola y que plantea serias dudas sobre el uso de los datos de los usuarios de Internet. Snowden, desde su retiro en la embajada, sigue convertido en un obseso de la privacidad, que impepinablemente sabe de lo que habla.

Por otro lado, un ingeniero eléctrico de la MIT que ha trascendido por ser además un hacker de reconocido prestigio mundial llamado Andrew “Bunney” Hang , también investigador y autor de muchos libros sobre Internet y la privacidad, como el que quizá sea su trabajo más famoso hasta la fecha, Hacking the Xbox.

Juntos (aunque separados), ya que Snowden reside en la embajada, donde solicitó asilo político debido al peligro que corre su vida, y Hang viviendo en Singapur, han creado un dispositivo que funciona con el sistema operativo iOS. El proyecto, de momento un prototipo, recibe el nombre de Introspection Engine, y se trata de un dispositivo que bloquea las comunicaciones secretas que se pueden estar llevando a cabo desde tu terminal sin que te des cuenta. Básicamente, funciona de la siguiente manera: en modo avión, sin ningún tipo de conexión con redes inalámbricas, el dispositivo chequea que no se está enviando ninguna información a espaldas de su propietario.

Inspecciona los sistemas de Wi-Fi, conexión telefónica, Bluetooth y GPS, se trata de un proyecto creado en código abierto para que los usuarios puedan ofrecer mejoras, y está fundamentalmente pensado para unos gremios muy determinados. Periodistas, activistas, políticos y varias profesiones de riesgo en lo que a espionaje concierne. El accesorio, para más seguridad, parece una especie de funda que otorga mayor plazo de batería al teléfono.

Esto supone no solo un dispositivo que pueda cumplir con su objetivo antes citado. En el fondo, resulta un tirón de orejas a las grandes compañías (en este caso Apple) para demostrarles que es relativamente sencillo crear unos dispositivos similares para fomentar la seguridad en nuestros teléfonos. Los dispositivos modernos están muy alejados de la transparencia en este tipo de cuestiones sobre privacidad, y por ello instan a las grandes compañías a tomar cartas en el asunto para poner fin a un problema silencioso que genera muchos más problemas de los que a simple vista imaginamos.

Menú