0
3 min

Huawei da la campanada

El gigante chino se cuela entre Samsung y iPhone en ventas durante este verano, algo que no había sucedido hasta ahora.

El gigante chino se cuela entre Samsung y iPhone en ventas durante este verano, algo que no había sucedido hasta ahora.

Cuántas veces habremos oído aquello de “nos comen los chinos” en cualquier conversación random de media tarde entre dos personas acodadas en la barra del bar mientras trasiegan un solysombra cargado. A estas alturas a nadie le sorprende ya que las empresas que consiguen el respaldo mayoritario de los usuarios del gigante asiático se lancen a colonizar el mundo. Huawei es un ejemplo más que característico. Hace unos años se trataba de una marca que era hasta imposible de pronunciar para el grueso de la población. Y hoy día acaba de desbancar a los terminales de Apple situándose en el segundo puesto de los más vendidos a nivel global.

Este status quo lleva produciéndose desde el mes de junio y se ha prorrogado en julio y agosto. Y la paradoja de todo el asunto es que Huawei no ha logrado colocar ninguno de sus dispositivos en el top ten histórico de ventas de móviles. Su éxito entonces radica en mantener muchos frentes abiertos y su hegemonía en Asia. ¿Sus carencias? Buscar una mayor identificación con la marca y quizá un dispositivo estelar que sea recordado por los usuarios y que suponga una brecha entre el antes y el después de la firma. Para llevar esta reforma a cabo, será necesario incluir en este planteamiento otra perspectiva, que consiste en redoblar esfuerzos para reducir un poco toda inmensa oferta de dispositivos. Crear menos dispositivos y más acordes con lo que espera el usuario es a día de hoy la premisa de la marca china.

Esta lucha encarnizada por el segundo puesto ni tan siquiera se plantea a día de hoy de cara al primer puesto, que está copado desde hace mucho tiempo por Samsung. El mayor conglomerado empresarial surcoreano ha mostrado músculo constantemente en varias disciplinas, y su liderazo es incuestionable. No en vano fueron los que desposeyeron de su cetro mundial a Nokia, hasta entonces imposible de toser en su permanencia en lo alto del ranking.

De todos modos, este segundo puesto de Huawei puede ser algo estrictamente coyuntural, más asociado a la flaqueza de su rival directo que a méritos propios (que son muchísimos, huelga decirlo) . Históricamente, los veranos para iPhone suelen ser una mala época, debido fundamentalmente a que todos los esfuerzos suelen estar enfocados, por regla general, a la campaña navideña. El último dispositivo triunfal con la manzanita al dorso ya salió hace varios meses y el ritmo de ventas es, lógicamente, menor. Con la inminente salida de iPhone 8 (o iPhone X), las circunstancias pueden revertirse nuevamente.

Está por ver la sombra que Huawei puede proyectar sobre los californianos, que <strong>dependerá en gran medida de las prestaciones que sea capaz de otorgar el último dispositivo chino, el Huawei Mate 10.</strong> Lo que es por el momento seguro es que la lucha, en las próximas fechas, se antoja encarnizada (con el consiguiente beneficio para los usuarios, que la competencia en estos rangos siempre es una muy buena noticia.

Menú