0
2 min

El desafío del primer verano sin Roaming en España

El 15 de Junio se liberaliza el roaming. ¿Está preparada la red española para soportar el aluvión de datos de los turistas?

Al fin, después de tanto tiempo, de tantas lágrimas vertidas por de repente encontrar que se nos había olvidado quitar el 4G del móvil, de tanto volver a casa temblando ante la factura que estaba por llegar por querer haber subido esa foto muy necesaria a Instagram sin pensar en las consecuencias, llega el fin del roaming en toda la Unión Europea.

Esto, que sin duda son buenísimas noticias para el consumidor, ha supuesto un quebradero de cabeza para las compañías. España es uno de los destinos turísticos favoritos a nivel mundial y nunca antes se ha tenido que afrontar un cambio de semejantes características.

La llegada de los turistas es masiva. Hasta tal punto que se estima la llegada solo este verano de más de 23 millones de personas atraídas por el “caloret”, nuestros internacionales festejos y la sangría. Y todos con sus dispositivos dispuestos a echar humo para subir fotos de espetos, juerga ibicenca y encierros. Si a eso le sumamos que en España se han sobrepasado hace nada los 40 millones de líneas contratadas, la palabra “sobresaturación” planea sobre nuestras cabezas.

Existen tres hipotéticos casos que pueden producirse desde el desembarco estival. A saber:

  1. Que las compañías inviertan en las infraestructuras necesarias para que el aluvión sea asumible y todo fluya y funcione a las mil maravillas.

  2. Un caso bastante más pesimista en el que las compañías se vean desbordadas y tengan que incrementar el precio de sus servicios, porque el dinero cobrado a los turistas como tasa de itinerancia no sea suficiente para proveer y mejorar la calidad del servicio.

  3. Y, por último, que se le ofrezca a los usuarios en itinerancia una red de generaciones anteriores, como por ejemplo la 2G.

Cualquiera de estas opciones sería perfectamente viable, aunque abogamos porque la primera sea la que prevalezca. Seguro que estamos preparados para ello.

¿ysi… eres tú el que se vas fuera? Pues básicamente tienes que tener presente que si tienes un paquete de datos contratados de, pongamos por caso, dos gigas, ese es tu límite a utilizar en cualquiera de los 28 países de la UE. A partir de ahí, la Comisión Europea ha fijado un precio de 7,7 euros por giga extra consumido, tarifa que irá descendiendo hasta llegar a los 2,5 euros/giga en 2022. Y ojo, eliminar el roaming tendrá validez siempre y cuando las compañías consideren que has usado más la red fuera de tu país de residencia que en este. Se pondrán en contacto contigo para tirarte de las orejas y pedirte que regularices esa situación contratando una línea del país en el que estés. Si no comenzarán a cobrarte por esa itinerancia.

Menú