Sobre el Brexit y el Roaming

Hablar por teléfono

Sobre el Brexit y el Roaming

Por Christian Val

  • 0
  • 0

¿Cómo afectará la salida de Reino Unido de Europa en el uso de nuestros móviles?

Abra cualquier diario de información por las páginas internacionales. Probablemente las variables sobre la mesa acerca del Brexit y el abanico de posibilidades que conlleva le salten directamente a los ojos. Es el tema del momento en el ámbito europeo, y con razón, ya que la deriva antieuropeísta impuesta por el gobierno de Theresa May que se vio refrendada en la calle tras el referéndum está generando muchas dudas. Primero a los propios británicos. Tanto los que estaban en contra desde el primer momento de este Brexit como los que votaron a favor y ahora se sienten engañados porque se les ocultó información acerca de sus consecuencias. Y después, a los europeos y extranjeros en general, tanto a los que residen allí y sienten peligrar sus condiciones de ciudadanía como a los que desde fuera miramos el lienzo con lógica incertidumbre.

Sea como fuere, y pese a los dimes y diretes internos, el Brexit es un hecho que parece no tener marcha atrás. Lo que está por dirimir todavía es el grado de dureza con el que el Reino Unido romperá relaciones con Europa. Y este escenario tiene millones de cabos sueltos aún por atar. Pequeños matices, negociaciones sobre la bocina y cuestiones que salpican a mil y una legislaciones vigentes que se verán modificadas en función de la levedad de ese adiós anunciado para todavía no sabemos bien cuándo. Algunos estiman la fecha de ruptura definitiva en 2021, si bien todo está aún en el aire.

¿Y cómo afecta al sector de las telecomunicaciones y los operadores de telefonía este escenario? Pues igualmente con muchos interrogantes. El 15 de junio de 2017, la Unión Europea se deshizo del sobrecoste por parte de los operadores a los usuarios que realizaban llamadas o utilizaban sus datos en el extranjero, dentro de todos los países miembros y alguno más asociado, como ya os contamos en esta tendencia. Ahora, con el Brexit sobre la mesa, Reino Unido podría verse directamente afectado, ya que esta “ventaja” podría desaparecer en el caso de que se produjera una salida sin acuerdo de la UE.

El 5 de febrero se ha producido una notificación por parte del Parlamento Británico confirmando que el país eliminará la regulación actual. Una medida sin duda impopular para todos y que perjudicará a usuarios a ambos lados del Canal de la Mancha. Especialmente sangrante será esta situación para los viajeros británicos, que desde el fin del Roaming ahorraban cientos de libras de costes que tendrán que volver a abonar. Y que ha levantado muchas ampollas después de que unos meses antes Dominic Raab, ministro encargado de gestionar la salida de la UE, asegurara por activa y por pasiva que el roaming seguiría siendo gratis en RU aunque se produjera la salida forzosa y no pactada. Y se aferraba a los acuerdos que se habían producido con diferentes operadores, que se comprometieron a ello, entendiendo que estos sobrecostes podrían ser una losa enorme de cara al turismo que llegara a las islas. Muchos de ellos acabarían por escoger otros destinos turísticos donde poder usar sus móviles sin estas caras restricciones.

Operadores como Vodafone, Three y O2 se comprometieron con el gabinete gubernamental a no reintroducir este cobro por Roaming, aunque el ministro Raab ya dejaba abierto que lo mismo la situación tendría que derivar a un cambio de marco legislativo para crear una nueva legislación que modificara los marcos actuales del roaming. Pero nadie esperaba hace unos meses que la situación se recrudeciera de este modo.

Según encuestas llevadas a cabo por diarios de información en UK, los británicos siempre han valorado muy positivamente el fin del roaming. Así, 2 de cada 3 encuestados han declarado que consideran muy importante que no haya sobrecostes cuando viajan por Europa. Ni hablemos tan siquiera de los que residen de forma habitual en España, para los que hay operadores específicos en el mercado como es el caso de Lobster, del que os hablamos hace pocas fechas. ¿Y entonces a qué se debe esta vuelta de tuerca? Pues fundamentalmente a presiones de las propias compañías telefónicas al respecto para eliminar el actual sistema, ya que de no ser así serían ellas las que tendrían que apretarse el cinturón para compensar económicamente estas pérdidas, aunque esta medida pueda afectar directamente al turismo. Y, como suele suceder, al final van a ser los usuarios los máximos perjudicados. Seguiremos muy atentos al desenlace.

COMENTARIOS

Comentarios

YsiAdmin hace 3 meses

Comparte tu opinión y experiencia sobre: Sobre el Brexit y el Roaming

  • IconoFavorite/White Created with Sketch. Añádelo en mis favoritos